05 enero 2007

Decreto de enseñanzas mínimas

BOE núm. 5 viernes
(5 enero 2007)


MINISTERIO DE EDUCACIÓN Y CIENCIA

REAL DECRETO 1631/2006, de 29 de diciembre, por el que se establecen las enseñanzas mínimas correspondientes a la Educación Secundaria Obligatoria.

Artículo 3. Objetivos de la Educación secundaria obligatoria.

e) Desarrollar destrezas básicas en la utilización de las fuentes de información para, con sentido crítico, adquirir nuevos conocimientos. Adquirir una preparación básica en el campo de las tecnologías, especialmente las de la información y la comunicación.


Con todos mis respetos, y eso que procedo de la cultura de la letra impresa, empiezo a desconfiar de lo que sale en los papeles.

¿Acaso se puede desobedecer el artículo de un Real Decreto aun sabiendo que el carácter prescriptivo obliga a su cumplimiento?

6 comentarios:

Felipe Zayas dijo...

Querida Angus, sabes bien que los decretos que establecen el currículo se incumplen sistemáticamente. En el área en que tú y yo nos movemos, desde ¿1992? se ha venido afirmando que los objetivos básicos eran desarrollar las capacidades para comprender y para comunicar. ¿Quién puede afirmar que los libros de texto de uso mayoritario se orientan según estos objetivos?
Y sin embargo, creo que está bien que se proclamen principios como el que tú reproduces. Se incumplirá, pero marca el territorio hacia el que se debe tender.
En Lengua y Literatura, creo que el actual decreto se comprenderá mejor que el que tanto revuelo levantó hace más de una década. ¿Por qué? Pues porque ya casi nadie defiende que el centro de nuestro curriculo deba ser el prendizaje de la gramática y de la historia literaria.
Con las TIC pasa lo mismo. ¿Cómo se va a cumplir este objetivo con las dotaciones actuales y con un profesorado digitalmente analfabeto en su mayoría?
Y, sin embargo, es importante señalar el objetivo, único modo de exigir a continuación que se pongan los medios para conseguirlo.
Un abrazo.

Lu dijo...

Sí, es cierto que hay que establecer los objetivos pero no para poder exigir después que se cumplan. Ahí discrepo del comentario de Felipe. Creo que quien promulga un decreto es responsable de velar para que éste se cumpla. Y no deben ser los docentes quienes reclamen lo que debería ser un derecho.
En el caso del artículo que citas, a mí me suena a palabra huera. ¿Dónde está el compromiso de las Administraciones -hablo de Cataluña, concretamente- con las TIC?
En una encuesta reciente sobre dotaciones en los centros catalanes, los resultados fueron esclarecedores de la situación de penuria informática. Tocaban a 1,8 ordenadores cada 10 alumnos. Evidentemente estos resultados no se exhiben. Quedan enRedados en los foros educativos, en los que no participan los "popes" de la administración.

En fin, que tengas un buen comienzo de año. A la vista del documento, se presenta algo movidito.

Angus dijo...

Felipe, mi entrada, sabes bien que está más orientada a llamar la atención sobre la imposibilidad de cumplir el objetivo marcado que a criticar el nuevo currículo.
Tienes razón en que marca la tan deseada tendencia hacia el territorio de las TIC y que legitima, mediante el Decreto, la exigencia de los medios para alcanzarlo.
Gracias por tus oportunas reflexiones.
Un abrazo.

Angus dijo...

Lu, tu comentario se ha publicado mientras yo escribía el mío.
Mi enfado no es con el currículo sino, como tú misma señalas, con las Administraciones educativas. La precariedad de los institutos es absoluta, pero no sólo en cuanto a los recursos informáticos sino en todo lo que se refiere a los medios para garantizar una educación de calidad.
Por otro lado, tal y como señala Felipe, es importante que el decreto marque la orientación que se debe dar a la información, la comunicación y el conocimiento.
Si en mi entrada he manifestado cierta contrariedad, es debido, sobre todo, al hecho de estar en un centro educativo prácticamente olvidado por la Administración; ya sabes que este tipo de experiencias pasan factura.
Un abrazo y buen comienzo de año y trimestre.

javier dijo...

Suerte que la administración va por un lado y cada uno de nosotros, desde su propio compromiso, por otro. Si uno se trae a la memoria la situación real del sistema educativo en España se deprime en un segundo. De todas formas ahora lo van a arreglar. Han encontrado la gallina de los huevos de oro en el nuevo sistema basado en un potente servidor y un montón de ordenadores de bajo costo chupando de él. Ya veremos a dónde nos llevan. Porque dinero, dinero, en la educación pública no tienen ganas de emplearlo. Feliz año a todos. (Angus, esto del código, ¿sirve para algo?(ya me lo ha rechazado un par de veces))

Angus dijo...

Pues sí, Javier. Los que llevamos tiempo en la enseñanza sabemos del descreimiento de las administraciones. De nada sirve que nos pongan ordenadores si no se atienden los retos que tiene planteados la educación. Por citar los que me son cercanos: la atención a los inmigrantes, a la diversidad, la formación del profesorado, la mejora de las instalaciones, la dotación de bibliotecas... y un largo etcétera que seguro es compartido por la mayoría de nosotros.
Que tengas un buen comienzo de trimestre. Un abrazo.
(No sé qué hacer con lo de los comentarios, probablemente sea un fallo de Blogger, lo siento)