07 noviembre 2006

Me..., me... la juego.

No sé si ha sido buena idea proponerle el juego a mis alumnos de 1º de E.S.O., pero no había más remedio. Yo, a Elisa no le puedo negar nada y menos una actividad como El Ford de Harrison (Verbalia) que, dicho sea de paso, me ha salvado la mañana.
Cuando he formulado la propuesta y les he explicado que se trataba de un juego para practicar y aprender lengua, sus expectativas se han venido abajo y han amenazado con una unánime negativa en el caso de que se tratara de algo parecido a buscar palabras en el diccionario.
Luego, la clase ha transcurrido en tono divertido con los siguientes resultados:

Cine:
-Ahora, Nicole Kidman juega con los otros niños.

Historia:
-El caballero Hernán es muy cortés.

Deporte:
-Rafa pasa el nadal con su familia.

Televisión:
-Andreu maneja muy buenas fuentes.
-A Ana le encanta la pantera rosa.

Literatura:
-Marco viaja al Polo Norte.
-Yo soy Óscar, pero mis amigos me llaman Wilde.
-A don Quijote le ha salido una mancha en un lugar y a Sancho, en la panza.

Quizá cualquier parecido con el juego sea mera coincidencia, pero... esto es todo, amigos.

4 comentarios:

Lu dijo...

Angus, tus alumnos han hecho un alarde de ingenio.

Felicítalos de mi parte.

Angus dijo...

Así lo haré, Lu, y se van a poner bien contentos. Todo es nuevo para ellos: el instituto, los profesores, las clases. Además, tenían unas ganas de jugar...

Elisa dijo...

Muy buenos. ¿Lo pasaron bien? Yo he dejado la propuesta para el viernes a última hora, que son ingobernables.
Leonor propuso que enviásemos los resultados a Verbalia. Seguro que les encanta aparecer allí.
Felicítalos también de mi parte.

Angus dijo...

Elisa, los alumnos lo pasaron estupendamente aunque, como dices, son ingobernables.
Por cierto, ya podéis ir proponiendo más juegos porque me los van a pedir.